Guía para regar tus plantas de marihuana en interior y exterior 

Escrito por el 4 junio, 2022

Las plantas de cannabis necesitan agua para crecer. Aunque no es difícil regar las cepas de marihuana, muchos cultivadores comenten errores a la hora dar agua a sus flores.

Un mal riego puede provocar problemas de crecimiento, deficiencia de nutrientes o enfermedades en tus cepas, de aquí radica la importancia de saber cómo hacerlo correctamente.

Cantidad de agua 

Hay numerosas circunstancias que influyen en la cantidad de agua que debes suministrar a tus cepas de cannabis. Recuerda que a medida que las plantas crecen sus necesidades de agua van cambiando.

Por ejemplo, en las primeras etapas de tu Mary Jane, no riegues tu mota con demasiada potencia, pues podría doblarse y sus raíces en desarrollo podrían dañarse. Se recomienda en su lugar, usar pulverizador para humedecer el sustrato.

Fíjate en el tamaño de la maceta 

Si decides cultivar tu mota en maceta, ya sea en indoor o al aire libre, es fundamental que escogas el tamaño de recipiente adecuado. Verás, si tienes una planta pequeña en un tiesto grande, al empapar el sustrato la ahogará. Asimismo, si tienes una planta grande en un recipiente pequeño, sus raíces podrían enredarse.

Intensidad lumínica 

Es importante que tengas en cuenta que la intensidad lumínica también juega un papel importante a la hora de regar tus cepas de cannabis.

Las cepas de marihuana que reciben más luz y calor necesitarán mayor cantidad de agua que aquellas que se desarrollan con poca iluminación y temperaturas bajas.

El momento para regar 

Hay demasiadas opiniones en cuanto a cuál es el mejor momento para regar las plantas de cannabis. Una gran mayoría prefiere hacerlo bien temprano por la mañana. Hay quienes aseguran que regar durante el período nocturno promueve la humedad en el suelo, lo que contribuye al crecimiento de moho.

Asimismo, si cultivas en indoor se aconseja regar las plantas al principio del período de luces encendidas.

El mejor momento para regar será cuando la capa superior del suelo o medio de cultivo (unos 2-3cm) esté seco completamente. De este modo evitas excederte.

También puedes guiarte por el peso de la maceta, cuando está muy pesada significa que el sustrato se encuentra muy húmedo, así que no necesitará más agua por el momento, pero, si el tiesto se siente muy liviano, quiere decir que está seco, y por lo tanto, necesita riego.

 


Canción actual

Título

Artista