¿Cómo reconocer la genética de tus cepas de marihuana?

Escrito por el 2 marzo, 2022

Si estás cultivando distintas cepas de marihuana en tu jardín o sala de cultivo, es muy importante que como cannabicultor aprendas a identificar qué tipo de variedades son las plantas que estás sembrando.

Recuerda que cada especie de marihuana tiene necesidades diferentes y requiere de ciertos cuidados específicos, por lo tanto, no deberías tratar a todas las plantas por igual.

Presta mucha atención a esta nota para que sepas cómo reconocer cuando estás en presencia de una cepa de marihuana sativa o ante una variedad índica.

Cómo reconocer una cepa en la etapa vegetativa

Las cepas índicas son aquellas que tienden a ser más bajitas y a desarrollar una estructura de arbusto. Se destacan por sus hojas anchas y oscuras, y por sus foliolos anchos y cortos. Estas plantas generalmente florecen en 7-9 semanas.

Las plantas mayormente sativas son cepas más altas en comparación con las índicas, incluso en exterior pueden llegar a parecer un árbol. Se caracterizan por tener hojas con foliolos finos y largos y son de un color verde más claro. La planta tarda entre 10 a 15 semanas en madurar.

Cómo reconocer una cepa en la etapa de floración

En la etapa de floración tus plantas de marihuana comenzarán a desarrollar los cogollos que tanto deseas.

Es importante que tengas presente que al igual que la apariencia de las plantas índica y las sativa son diferentes, también lo son las flores que producen.

Por ejemplo, las cepas sativas se caracterizan por producir cogollos más alargados, suelen ser aireados, esponjosos y menos pesados.

Los cogollos índica, por el contrario, tienden a ser más densos y suelen pesar más que los cogollos de las sativa, por lo cual, en ocasiones será necesario tutorar.

Consideraciones finales

Una vez que identificas qué tipo de variedades estás cultivando, recuerda ajustar tu cultivo para garantizarle a tus niñas los cuidados que necesitan.

Tienes que saber que las plantas sativa generalmente tienen mayores requerimientos lumínicos y nutricionales que las índicas.

Asimismo, dado que las sativas suelen crecer más, se recomiendan cultivar al aire libre. Se desarrollan especialmente bien en climas cálidos y tropicales, con veranos largos. El efecto que suelen manifestarse al consumirlas son mucho más cerebrales, enérgicos y estimulantes.

Por otro lado, gracias a su estatura pequeña y fase de floración más corta, las cepas índicas se aconsejan cultivarlas en indoor. Estas plantas producen un efecto más físico, te pega más al sofá, y es mucho más relajante.

Cabe mencionar que el mundo del cultivo de cannabis ha avanzado tanto, que ahora es posible conseguir variedades híbridas que combinan los beneficios y efectos de estos dos tipos de cannabis.

 


Canción actual

Título

Artista