Conoce 4 métodos para separar los tricomas del cannabis

Escrito por el 20 enero, 2020

Si consumes cannabis regularmente, lo más probable es que conozcas sobre los tricomas que crecen en tu planta, esas partículas escarchadas que almacenan grandes concentraciones de cannabinoides y terpenos.

Es por ello, que cuando se consumen flores de cannabis, por esta razón, muchos usuarios piensan que se debe conservar la mayor cantidad de tricomas como sea posible.

Sin embargo, separar estas partículas de la planta, permite preparar concentrados mucho más potentes y ricos en cannabinoides como el Kief, hachís o BHO. Por lo tanto, echa un vistazo a las diversas formas de extraer los tricomas del cannabis:

1- Tamizado en seco

Este proceso implica frotar cuidadosamente flores de cannabis seco contra un tamiz fino, lo que produce un polvo conocido como el kief.

El cribado en seco, como también se le conoce a esta técnica, permite a través del movimiento que se lleva a cabo separar los tricomas más frágiles de la superficie de la planta. Luego se recoge el polvo, y se espolvorea sobre un canuto, en una pipa o donde prefieras.

2- Extracción manual

A diferencia el método anterior, para realizar la extracción manual, se debe utilizar cogollos frescos. Este proceso es muy sencillo y consiste en hacer rodar con cuidado los cogollos entre las palmas de las manos durante lapsos de tiempo.

3- Prensado caliente

Este proceso consiste en prensar los cogollos secos entre dos superficies calientes para calentar los tricomas y de este modo separarlos del material vegetal

4 Utilizando disolventes

Aplicar disolventes para separar los tricomas de la planta, de hecho, suele ser una de las técnicas más utilizadas para elaborar los concentrados de cannabis. Por lo general se usa butano. También se puede aplicar alcohol o agua helada.


Canción actual

Título

Artista