Ventajas y desventajas de las semillas regulares y feminizadas

Escrito por el 2 junio, 2020

En el momento de empezar a cultivar cannabis, son muchos los factores los que cada cultivador debe tomar en cuenta antes de comenzar a hacerlo y uno de los principales es sin duda, el tipo de semilla que se va a plantar.

Existen diferentes semillas de cannabis, y en esta oportunidad te hablaremos de las regulares y las feminizadas, asimismo, de los pro y contra de éstas.

Semillas regulares

Este tipo de semillas puede producir plantas macho o hembra. En este sentido existe un 50% de probabilidad de que la planta salga de un sexo o de otro.

Precisamente, ésta característica forma parte de una de las desventajas de este tipo de semillas, ya que el cultivador no tiene control del sexo de la planta, y puede darse el caso de que tenga que deshacerse de la mayoría de las plantas macho y como resultado tenga una productividad limitada.

Pero no todo es negativo, dentro de las ventajas que te ofrecen las semillas regulares se encuentran la posibilidad de reproducir las plantas haciendo semillas con los machos y hembras. Los machos producen el polen utilizado para fertilizar las flores hembra, generando las semillas.
Disponer de los dos sexos de la planta, te permitirá poder crear tus propias variedades de cannabis.

Semillas feminizadas

Las semillas feminizadas, como su nombre sugiere, son semillas que producen plantas femeninas, de allí radica su principal ventaja, pues obtendrás la calidad que buscas, a la hora cultivar y no te llevarás sorpresas en el momento de la cosecha.
Dado que no producen plantas macho, las semillas feminizadas no son adecuadas para hacer semillas, así que si eso es lo que realmente estas buscando, este tipo de semilla, en particular, no te será útil.


Canción actual

Título

Artista