Los mejores tips para cuidar tus cogollos de marihuana recién cortados

Escrito por el 4 mayo, 2022

Después de la cosecha de marihuana todavía queda trabajo por hacer, por ejemplo, tendrás que secar y curar tu mota, ambos procesos importantísimos que permiten que el cogollo desarrolle plenamente su potencia y aroma.

Una vez que cortes tus flores de cannabis es fundamental que te asegures de cuidar correctamente tus adorados cogollos para que los resultados finales sean envidiables.

¿Cómo cuidar tus cogollos recién cortados? 

1- Limpia el espacio de secado 

Elige un buen sitio para realizar el secado de tu Mary Jane, de lo contrario, corres el riego de tener cogollos «sucios», por ejemplo, si secas tu maría en un espacio con mucho polvo, éste puede adherirse a la resina, lo cual puede entorpecer al final la experiencia de fumado.

En Revista THC recomiendan limpiar el espacio y las herramientas antes del secado, al menos una vez por semana.

2- Prepara los frascos para el curado 

A algunos cultivadores le ha pasado que al finalizar el secado aún no están preparados para el siguiente paso (el curado) y terminan usando frascos de plástico de mal cierre o recipientes de vidrio mal lavados.

Es clave elegir contenedores adecuados para evitar que la mota quede muy seca, en el caso de los recipientes mal cerrados o con olores indeseados en el caso de que los frascos no estén bien limpios.

Elige recipientes que sean herméticos. Asimismo, para higienizar tus frascos puedes pasarle con unas servilletas o algodón un poco de alcohol.

3- Evita guardar tus flores con luz directa

Si eres un cultivador principiante es importante que sepas que la luz degrada la resina muy rápido, sobre todo si se trata de la luz solar directa. Este factor además de generar calor dentro del recipiente podría destruir gran parte del efecto psicoactivo de las flores así que ten cuidado con esto.

Se recomienda usar frascos preferiblemente opacos o pintarlos para reducir la exposición a la luz.

 


Canción actual

Título

Artista