Lo que debes considerar al trasladar tus plantas de interior al exterior

Escrito por el 13 diciembre, 2020

Tanto los cultivos de cannabis de interiores como de exteriores tienen sus ventajas y desventajas. Hay quienes prefieren uno, en lugar del otro, ¿pero como determinar cuál es mejor?, bueno todo depende de lo que esté buscando cada cannabicultor y de las condiciones con las que cuente. Lo cierto es que con cada uno de ellos se pueden obtener buenos resultados, siempre y cuando se le brinde a la planta el entorno adecuado para su desarrollo.

Algunos cultivadores de marihuana aplican estas dos formas de plantación, para llevar a cabo un mismo cultivo. Sí quieres saber más te invitamos a que continúes leyendo.

Cambio al cultivo de exterior

Iniciar tu cultivo de cannabis en interiores te permitirá controlar ciertas condiciones para que las plantas se desarrollen adecuadamente. Por su parte, cuando las trasladas al exterior, la madre naturaleza se convertirá en una gran aliada.

Para sacar tus plantas al aire libre, es necesario que tengas presente una serie aspectos. Aquí te presentamos tres.

1) Aclimata las plantas

Las plantas de cannabis en indoor, generalmente, podrían tener dificultades para adaptarse a las condiciones del exterior. Por lo tanto, tendrás que darle una ayudadita.

Es recomendable aclimatarlas gradualmente, para que no sufran daños, ya que la luz solar es más fuerte que la de las lámparas que se utilizan comúnmente en los cuartos de cultivo, y asimismo, tiene un espectro luminoso más amplio que el de la mayoría de las luces de interior.

¿Qué puedes hacer?, bueno una excelente forma de aclimatar tus plantas es exponiéndolas a la luz del sol durante unas pocas horas cada semana.

Primero deja las plantas, por tiempo, en la sombra; durante los primeros días, ayudarás a prevenir cualquier daño inmediato. Luego de una semana, las plantas se habrán fortalecido como para poder tolerar la luz directa del sol durante unas horas en el día. Tras un par de semanas más, estarán listas para pasar días enteros bajo la luz del sol.

2) Saca el cannabis en el momento adecuado

Es ideal que te fijes en el calendario para que saques al aire libre tu cannabis en el momento adecuado, es decir cuando los días en el año comiencen a ser más cortos (según la zona geográfica en la que te encuentres). Recuerda que para que se lleve a cabo con éxito la etapa de floración, las plantas de marihuana requieren ciertas horas de luz/oscuridad.

3) Brindale cuidados y protección

Por último, pero no menos importante. No olvides proteger tus plantas de plagas, enfermedades y el viento. Recuerda que viento excesivo puede ser contraproducente para tú cannabis si no tomas las precauciones. Asimismo, como sabrás, el cannabis es muy susceptible a la invasión de plagas y otros agentes externos, por tanto, debes tener un plan para mantenerlo protegido y alejado de los curiosos.

 


Canción actual

Título

Artista