Consejos para elaborar el mejor sustrato para tus plantas de cannabis

Escrito por el 30 mayo, 2020

Contar con un buen sustrato a la hora de iniciar con tu cultivo de cannabis es ideal para garantizar que tu cosecha sea exitosa. De lo contrario, tus plantas podrían tener dificultades para desarrollarse, por supuesto, eso no es lo que quieres, pero, ¿cómo conseguir un sustrato de calidad?, bien, sigue leyendo este post para que tomes nota de algunos consejos.

El sustrato es el medio de transporte de agua y nutrientes para las raíces de tus plantas de cannabis, y aunque parezca difícil elaborarlo por ti mismo realmente es muy sencillo.

Selecciona un  suelo base

Para empezar debes elegir una base, puede ser turba rubia o compost. Es necesario que el sustrato sea esponjoso, de este modo, mejorará la aireación de las raíces y la retención de líquidos.

Por lo general los materiales que se usan para aportar esponjosidad son perlita, vermiculita y fibra de coco, además son muy económicos.

Enriquece el suelo

 Al contar con la base y suficiente cantidad de material aireante, ya tienes un sustrato, que al paso de poco tiempo deberás enriquecer con más ingredientes, pues la cantidad de nutrientes que contiene es baja. Puedes optar por añadir humus de lombriz, aunque sus proporciones de nutrientes no son muy altas contiene ácidos húmicos y fúlvicos que también ayudan a la retención de líquidos.

También puedes adquirir otros materiales como  cenizas de madera, la harina de pescado o de sangre, solo ten presente adecuar la dosis y el uso a la fase que vaya a completar la planta, por ejemplo, en el caso de la harina de pescado es ideal para aportar nutrientes requeridos en la fase de floración.

Evita sobrepasarte de nutrientes

Se recomienda comenzar con pequeñas cantidades de los ingredientes, pues es más fácil recuperar una planta que muestra alguna carencia de nutrientes que salvar otra que esté sobrefertilizada.

Las proporciones de cada uno de los materiales para nuestro sustrato son muy variables, se recomienda:

– 40- 60% de base total (turba rubia o compost)

-10-30% de fibra de coco, perlita, o vermiculita

– 10%-20 de humus de lombriz

-5% de harina de pesado o cenizas.

Una vez comiences a remover los ingredientes, comprueba la textura. Con tus manos aprieta una cantidad de sustrato para ver si queda apelmazado o recupera la forma. Puedes agregar más fibra de coco si quieres airear un poco más.

 


Canción actual

Título

Artista