Consejos para cultivar cannabis autofloreciente al aire libre

Escrito por el 1 octubre, 2020

Cultivar cannabis autofloreciente puede traerte diversas ventajas, una de ellas es que este tipo de marihuana es muy fácil de cultivar. Además es de crecimiento rápido y su tamaño pequeño es perfecto para los usuarios que prefieren ser discretos.

Aunque las variedades autoflorecientes son excelentes para interior, la verdad es que al aire libre también pueden ofrecerte diversos beneficios, así que, si cuentas con un terreno o espacio en tu jardín, quizá cultivar plantas automáticas sea una gran idea.

Sigue leyendo este post y conoce algunas consejos para que cultives tu cannabis auto en exterior correctamente.

1- Elige el lugar indicado

Para comenzar a cultivar tus queridas plantas de marihuana es necesario que consigas un buen lugar para colocar tu plantación.

Encuentra un sitio en el que tus cepas puedan recibir suficiente luz solar y en el que tus plantas no estén a simple vista.

2- Prepara la tierra

Un buen suelo es clave para cultivar con éxito cualquier tipo de cannabis. Es ideal que le ofrezcas a tus plantas automáticas un sustrato bien aireado y de calidad que les permita desarrollar bien sus raíces.

Por lo general, la tierra contiene fibra de coco, pero puedes añadirle más para proporcionarle al sustrato mayor aireación. Infórmate bien de la cantidad que necesitas y de otros métodos para conseguir un sustrato perfecto.

3- Selecciona la variedad de tu preferencia y germina tus semillas autoflorecientes

En el mercado hay muchas variedades autoflorecientes de calidad, escoge la que más te guste y sea adecuada para el clima de tu zona.

Una vez que tengas la planta que usarás es ideal que germines tus semillas autoflorecientes así como lo harías con cepas fotoperiódicas. Algunos cultivadores usan el método del papel absorbente o sembrándolas directamente en el medio definitivo. Ten en cuenta que se recomienda no transplantar el cannabis autofloreciente.

4- Riego y fertilizantes

La marihuana autofloreciente por ser plantas que crecen muy rápido deberás asegúrate constatemente de que tenga el agua suficiente, pero evita excederte con el riego.

La cantidad y frecuencia del riego dependerán de las necesidades de la planta y del clima de la zona donde está la plantación.

De igual modo en cuanto a los fertilizantes ten cuidado con las cantidades. Asegúrate bien de usar la dosis adecuada para evitar una sobrefertilización.

5- Hongos o plagas

Aunque las plantas de cannabis autoflorecientes son menos propensas a sufrir plagas u hongos, no están exentas. Lo mejor es que revises tus cepas constantemente para chequear que no haya presencia de plagas, y en caso de ser necesario actúes rápido. Para prevenir la aparición de hongos, es ideal evitar el exceso de humedad.


Canción actual

Título

Artista