¿Cómo evitar que aparezcan las semillas en tus cogollos de marihuana?

Escrito por el 28 agosto, 2022

Las semillas en los cogollos se producen cuando el polen de las plantas macho entra en contacto con los estigmas de la planta hembra. A diferencia de la mayoría de los vegetales, el cannabis es una planta dioica, es decir, que puede ser macho o hembra, además en algunos casos, también pueden ser hermafroditas (ambos sexos).

En este sentido, la forma en la que llevas a cabo tu cultivo es determinante, pues aunque adquieras una variedad feminizada, ésta puede resultar hermafrodita producto de factores ambientales o genéticos, por lo que podrían llegar a polinizarse a sí mismas y producir semilla.

La marihuana con semillas puede resultar desagradable, pues estas le restan sabor y efectos a la planta y, además su consumo no es recomendable. Si te gusta cultivar tu propio cannabis te explicaremos que hacer para evitar esta situación.

  1. Sexado de la marihuana

Lo ideal para evitar llevarse una sorpresa en el momento de la cosecha de marihuana, es aprender a diferenciar entre las plantas hembras y los machos.

La marihuana comienza a desarrollar sus órganos sexuales en el período de floración. A partir de la tercera y cuarta semana de crecimiento, en la marihuana se forman las primeras hojas, los cotileidones y tres pares de hojas más.

Cuando la planta de cannabis desarrolla depósitos de polen con forma de saco en sus nodos, significa que es macho, por el contrario, cuando la planta es hembra, le comienzan a aparecer los primeros cálices, con uno o dos pistilos blancos.

Una vez que aprendamos a reconocer el sexo de las plantas, será más sencillo separar de nuestro cultivo a los machos de las hembras, para evitar los cogollos con semillas y disfrutar de lo mejor del cannabis.

  1. Factores ambientales

Un consejo básico es comprar semillas de calidad que ofrecen los bancos, pero como ya mencionamos anteriormente, aunque estas sean feminizadas pueden convertirse en hermafroditas por el ambiente en el que crecen.

Algo fundamental en nuestro cultivo, es evitar situaciones de estrés en la floración, como las condiciones de iluminación o si tienes que realizar alguna poda o cambio de maceta es necesario realizarla con anticipación, así como no usar demasiado abono.

En cuanto al espacio de cultivo, este debe ser limpio y además tienes que tener cuidado con los insectos y plagas.

¿Sabías qué?

El polen puede viajar kilómetros a través del viento, por lo que si tienes algún vecino que este cultivando cannabis de sexo masculino, debes ser precavido pues, este puede llegar a polinizar tus plantas hembras y afectar tu cosecha.


Canción actual

Título

Artista