Cómo evitar la podredumbre radicular del cannabis

Escrito por el 4 diciembre, 2020

Como sabrás, cultivar marihuana puede ser una actividad gratificante, sin embargo, requiere de mucha dedicación. Verás, las plantas de cannabis pueden llegar a ser susceptibles a múltiples enfermedades e inconvenientes si no se les brindan los cuidados necesarios.

Uno de los problemas a los que te puedes llegar a enfrentar es la podredumbre radicular. Continúa leyendo este post para que conozcas algunas formas para evitarlo.

¿Qué es la podredumbre de las raíces?

Antes que nada es importante que tengas claro qué es la podredumbre de las raíces. Bueno, se trata de una enfermedad que puede afectar a las plantas de cannabis, tanto en cultivos llevados a cabo en interiores como en exteriores, la cual, puede ser causada por diversas especies de hongos, como Fusarium, Phytophthora, Pythium o Rhizoctonia.

Los hongos de la pudrición de la raíz pueden permanecer en el suelo durante períodos largos de tiempo y son resistentes. Incluso pueden estar ahí antes de la siembra.

Esta enfermedad afecta comúnmente a las semillas y las jóvenes plántulas, pues éstas suelen ser más frágiles que las plantas grandes.

Un mal drenaje puede favorecer la aparición de este problema. Asimismo, esta enfermedad también puede producirse en los cultivos hidropónicos.

Síntomas más habituales:

En términos generales, cuando una planta de cannabis es afectada por esta enfermedad, sus raíces en lugar de ser blancas, van adquiriendo un tono marrón a medida que la enfermedad avanza.

La podredumbre radicular se manifiesta de muchas maneras, pero, básicamente notarás que la planta se encuentra muy débil y se ralentiza su desarrollo. Las hojas del cannabis, progresivamente adquieren tonalidades amarillentas (de forma similar a lo que ocurre cuando hay una carencia de nutrientes).

Es muy común que los bordes y las puntas de las hojas se oscurezcan, se retuerzan, se sequen y caigan. Éstos son solo algunos de los síntomas. Ten cuidado de confundirlos con los de otras enfermedades.

Cómo evitar la podredumbre radicular del cannabis

Solucionar este problema una vez que la pudrición se ha asentado, es una tarea sumamente complicada (casi imposible). Así que debes comenzar a trabajar en su prevención, para ello te recomendamos algunas de las maneras para evitarlo:

-Verifica que el medio de cultivo donde vas a plantar esté libre de hongos, y que el sustrato sea de calidad.

– Usa un suelo con buen drenaje. De igual manera es ideal el uso de un sustrato aireado que permita una buena oxigenación de las raíces.

– Mantén alejadas las plagas. Y desde luego, procura que en tu cultivo reine la higiene.

-Elimina inmediatamente plantas y el sustrato que esté afectado por la enfermedad. Házlo con cuidado.

-Procura que factores como el riego, temperatura, ventilación, nutrición, entre otros, se encuentren en los niveles adecuados. Es ideal que el suelo no se encuentre demasiado húmedo, y que no hayan las condiciones ambientales propicias para que ocurra la podredumbre radicular.

 


Canción actual

Título

Artista