Cómo hacer un Thai Stick ¡Sigue estos pasos!

Escrito por el 8 febrero, 2021

Considerado como uno de los porros más potente del mundo, los Thai Sticks (palitos tailandeses) son una alternativa diferente para fumar marihuana.

¿Te gustaría aprender a preparar estos suculentos cigarrillos de cannabis? Bien, entonces sigue con nosotros y toma nota de los pasos. Solo deberás tener un poco de paciencia pues estos porros se lían de forma distinta al método tradicional.

¿Qué necesitas para comenzar?

-Un pincho de madera
-Cuerda de cáñamo
-Aceite de hachís
-Cogollos de tu variedad preferida
-Hojas frescas de cannabis
-Papel pergamino

Instrucciones

1- Para empezar con el proceso, es ideal que elijas aquellos cogollos más suaves y esponjosos, éstos funcionan mejor en los Thai Sticks.

2- Luego toma el palo de pincho y aplícale una capa de aceite de hachís, esto permitirá que esté lo suficientemente pegajoso para que los cogollos se adhieran fácilmente a su alrededor.

3- Acopla cuidadosamente los cogollos al palillo y envuélvelos con la cuerda de cáñamo en forma de espiral, de arriba a abajo.

4- Para este paso se necesita paciencia. Enrolla el palillo en papel pergamino y ponlo en el refrigerador durante 24 o 48 horas. De esta forma, los cogollos tendrán tiempo de acoplarse mejor.

5- Posteriormente, cuando hayas cumplido con el paso 4, saca tu palillo de la nevera, retira el papel pergamino y desenrolla el cordel con cuidado para evitar separar las flores del palo.

6- Ahora aplica otra capa de aceite de hachís sobre el exterior de tu palillo y envuélvelo en una hoja limpia y fresca de cannabis, parecerá un puro verde. Este proceso deberás repetirlo dos veces más.

7- Procede a envolver nuevamente tu Thai Stick en papel pergamino y ponlo en una sartén caliente por más o menos un minuto. Esto hará que el aceite de hachís se derrita y se extienda por todas las hojas, lo cual contribuirá a que el porro quede bien sellado cuando se solidifique.

8- Retira el papel pergamino utilizado en el proceso de calentamiento. Posteriormente vuelve a enrollar con cuerda de cáñamo y un nuevo trozo de papel pergamino. Ponlo de vuelta en el refrigerador durante otros 3-4 días para que empiece a curarse.

Solo queda esperar un poco y listo, es hora de fumártelo. Acuérdate de quitar la cuerda de cáñamo y el palo del medio antes de encenderlo y ¡Disfruta de una sesión 420 totalmente única y potente!


Canción actual

Título

Artista