Cómo detectar la marihuana contaminada

Escrito por el 23 agosto, 2022

A pesar de que la industria cannábica se ha extendido tanto, todavía existen países en los cuales, no está permitido el uso del cannabis. En función de ello, muchos usuarios, no les quedó otra opción que recurrir al mercado negro, en donde, mayormente, no se ofrece cannabis de calidad.

Verás, en muchos casos, ciertos proveedores suele añadir diversas sustancias a los cogollos de marihuana para que éstos pesen más, y así sacar provecho. En lugar de ofrecer calidad, terminan vendiendo marihuana contaminada, cuyo consumo, puede traer fuertes complicaciones para la salud.

Contaminación de la marihuana

La marihuana contaminada es más común de lo que muchos usuarios de cannabis pudieran pensar, ya que es una situación que puede ocurrir en diversos momentos (en el cultivo, la cosecha, extracción o el lugar de almacenamiento, entre otros).

El cannabis generalmente se contamina por la presencia de hongos, bacterias, por los restos de disolventes (cuando se hacen extracciones), cuando no se lavan las raíces, por el uso de pesticidas y otros químicos.

Y como mencionamos anteriormente, al cannabis se le suele añadir elementos como azúcar, arena, partículas de sílice o vidrio, con el fin de aumentar el peso de los cogollos y hacer que parezca que tienen más tricomas.

Cómo decretar la contaminación

Aunque mayoría de los contaminantes solo pueden dectarse por medio de análisis químicos, existen algunas señales que nos pueden indicar que los cogollos están contaminados. Aquí te diremos 5 formas de cómo detectarlo.

1) Revisa tus cogollos

Inspecciona tus cogollos con la ayuda de una lupa para descubrir cualquier irregularidad, cómo presencia de moho u otras sustancias como vidrios entre otros. No te dejes confundir por su apariencia similar a los tricomas.

2) Decoloración

Otro indicio de que tus cogollos pueden estar contaminados, es si notas decoloraciones blancas moteadas, o un color velloso grisáceo y verdoso en la marihuana. En estos casos lo más seguro es que haya presencia de moho u otros hongos.

3) Comprueba su textura

Frota trozo de tallo o cogollo entre tus dedos para detectar una textura granulosa causada por arena, vidrio o azúcar; o sentir que su textura recuerda a la tiza o muestra características anormales. Si las detectas, tu cannabis probablemente está contaminado.

Una de las cosas que también puedes hacer para comprobar que tú cannabis está adulterado, es moler una pequeña muestra para hacer un poco de polvo de “kief”. Frótalo entre tus dedos, si percibes sonidos que rechinan, debes desconfiar.

4) Aroma y sabor

Cada cepa tiene un olor diferente, sin embargo, el aroma puede ser una señal de que haya o no, contaminación. Pon a trabajar tu olfato, si descibres olores a laca, perfume, entre otros olores que no son normales, es mejor descartar el cogollo.
El consumo del cannabis debe ser tu último recurso. Sí ya a través de los otros sentidos no detectaste nada extraño, puedes evaluar la calidad del humo y el sabor de tus plantas, éstos no deben saber a químicos, ni ser especialmente molestos, el humo tampoco debe tener un color extraño.

5) Ceniza

Otra forma para hallar impurezas es comprobar la ceniza. Cuando hay ciertos contaminantes, generalmente, la ceniza de los porros o bongs es oscura.

Recomendaciones

Inspecciona tú cannabis antes de consumirlo, si sospechas que está contaminado, ni se te ocurra usarlos, recuerda que se trata de tu salud.

De todas maneras, si luego de consumir la mota, sientes dolores en el pecho o, desarrollas alguna alergia (algo que nunca te había pasado con esa cepa y método usado), suspende su uso de inmediato, y busca asistencia médica.

Otra cosa que te recomendamos es comprar marihuana en sitios seguros y confiables.


Canción actual

Título

Artista